skip to main content

Un sueño más plácido con soja sustentable 

Cargill presenta un ingrediente valioso y ecológico para utilizar en colchones y muchos otros productos. 

January 01, 2015

A mitad de la década del 2000, la demanda de los consumidores de productos domésticos con un impacto reducido en el medioambiente comenzó una tendencia en aumento. Para introducir materiales más ecológicos a sus productos industriales, Cargill desarrolló los viscopolioles BiOH®: compuestos químicos elaborados a partir de aceites naturales, diseñados para reemplazar los polioles a base de petróleo que se utilizan en materiales como adhesivos, aglutinantes y gomaespumas. Un resultado clave de esta iniciativa fue la elaboración de un producto con atractivo universal: los colchones.

Al incorporar la nueva tecnología de Cargill a sus procesos, los fabricantes de colchones y otros productos domésticos (como asientos de automóviles y alfombras) han observado cambios positivos en los costos operativos, en su huella ecológica y en la calidad general de los productos. En lugar de utilizar combustibles fósiles, los polioles a base de soja de Cargill utilizan la energía solar como fuente principal de energía para la producción. Por cada millón de libras de polioles BiOH que se utilizan en lugar de ingredientes a base de petróleo, se ahorran casi 2200 barriles de petróleo crudo. Los polioles BiOH pueden reemplazar hasta un 70 % de los materiales a base de petróleo en ciertos productos, como los colchones de espuma viscoelástica, sin afectar la calidad o la comodidad. Además, los colchones de espuma viscoelástica con polioles BiOH disipan el calor un 25 % más rápido que aquellos que utilizan la tecnología convencional con gel; y, en última instancia, les brindan a los consumidores un descanso mucho más fresco. La introducción de los polioles BiOH también logró reducir los costos, permitiéndoles a los fabricantes ofrecer productos ecológicos a un precio más razonable.

En 2008, Cargill comenzó con la construcción de una planta elaboradora de polioles con un costo de USD 22 millones en Chicago, Illinois. Junto con la otra instalación de Cargill en Brasil, la nueva planta lograría ampliar las capacidades de producción para la base de clientes en aumento de Cargill en Norteamérica y Europa. Además de los colchones, la compañía se encuentra analizando el uso de los polioles BiOH en otros productos, como aislantes para la construcción, y para ayudar a más fabricantes a agregar materiales a base de vegetales a sus carteras de productos. De a un producto por vez, Cargill intenta ampliar el potencial de la soja y responder a las demandas de un mercado más ecológico.
 

BIOH Soybean Foam InpageAdemás de colchones, los polioles BiOH® se pueden usar para crear versiones más sustentables de aislantes para la construcción, alfombras, cojines para sillones, y muchos más.